//
you're reading...
Géneros

Inclusión (o no) de las travestis y mujeres trans en los encuentros

Córdoba, 4 de octubre de 2005

Inclusión (o no) de las travestis y mujeres trans en los encuentros

En el Encuentro Feminista Latinoamericano y Caribeño que tendrá lugar en São Paulo del 7 al 12 de octubre próximos, se debatirá la inclusión (o no) de las travestis y mujeres trans en los encuentros. Como sabemos que, por distintos motivos, no todas estaremos allí, Airea na y el Programa para América Latina y el Caribe de IGLHRC hacen circular esta carta para que, quienes deseen hacerlo, la firmen y podamos distribuirla en el Encuentro, como forma de hacer oír todas nuestras voces.

Donde sea que se traza una línea, ella atraviesa siempre la carne tierna de alguien. – Raven Kaldera, activista intersex

POR QUÉ QUEREMOS LA APERTURA DE LOS ENCUENTROS FEMINISTAS A LAS PERSONAS TRANS:

1. Porque creemos que el feminismo es una corriente de opinión, una fuerza política, un movimiento social y no un grupo de auto-ayuda o un club de amigas. Lo que define que una persona sea (o pueda ser) feminista o no son sus ideas y sus acciones, nunca su anatomía.

2. Si las identidades son auto-definidas y políticas, y si el género es una construcción, eso vale para todas y todos, trans y no trans. Aun aceptando la premisa de que sólo es posible ser feminista si se es mujer, si una persona se define como mujer trans y feminista, nosotras no tenemos ninguna autoridad para decirle que no lo es y cerrarle el acceso a nuestros espacios.

3. Muchas de nosotras trabajamos desde hace años, en distintos espacios, con personas trans y con hombres, cuyas visiones del mundo y actitudes cotidianas son feministas. Y no trabajamos, también desde hace años, con mujeres cuyas visiones del mundo y actitudes cotidianas consideramos patriarcales y antidemocráticas. Si alguna vez fuimos mujeristas, la vida nos ha convencido que patriarcado no es sinónimo de pene, ni feminismo sinónimo de vagina.

4.
Las travestis y mujeres trans no son un bloque uniforme, como no lo somos las feministas diagnosticadas “mujeres” por la o el obstetra que nos examinó cuando nacimos. Hay entre ellas –y entre nosotras- quienes refuerzan los estereotipos de género y quienes los cuestionan, quienes tienen un discurso biologicista y quienes han hecho avanzar la crítica a los discursos médicos sobre el sexo, alimentándose de la reflexión feminista sobre el género. La inclusión de compañeras trans y el diálogo sobre cuestiones trans nos ayudan a todas a avanzar en la reflexión crítica acerca del género.

Comprendemos la necesidad de espacios donde estar “entre idénticas”. Dichos espacios pueden convivir perfectamente con un Encuentro abierto a otros géneros/sexos (en forma de talleres cerrados, por ejemplo). Pero la inclusión o exclusión de personas en un Encuentro Feminista regional es un mensaje demasiado fuerte sobre lo que el feminismo latinoamericano del siglo XXI dice acerca de sí mismo como para que dejemos pasar esta exclusión.

Todavía estamos luchando por un feminismo que integre de manera genuina la diversidad étnica, etaria, lingüística, de preferencias sexuales y de clases sociales. Pero al menos en esas áreas ya hay consenso –a veces cosmético, a veces genuino- acerca de la necesidad de dicha inclusión. Ha llegado el momento, creemos, de sumar la categoría géneros/sexos a la gama de colores del arco iris de los que a nuestro feminismo todavía le falta vestirse.

Es preciso abrirnos, ampliar nuestras perspectivas, responder a los desafíos que el feminismo nos plantea hoy. Queremos un espacio en el que las personas de diferentes géneros y sexos (así como colores de piel, años vividos, fantasías eróticas, tamaños de cuenta bancaria o de su carencia, preferencias gastronómicas, etcétera) nos podamos respetar, dialogar, escuchar y construir juntas nuestra política y acción feministas para este siglo.

“Llevamos ya algunos años trabajando contra todo fundamentalismo y bien sabemos que éstos, esencializan a las personas según los grupos a los que pertenecen, que no aceptan la diversidad, ni las identidades cambiantes y que todo eso se constituye en causa de pérdida de derechos de las mujeres. No podemos resignarnos a que persistan fundamentalismos y esencialismos en el – los feminismo-s”.

– Line Bareiro, feminista, diagnosticada como mujer al nacer

Airea na – Grupo por los derechos de las lesbianas (Paraguay)
Programa para América Latina y el Caribe – IGLHRC

Para adherir a esta carta (a título personal y/o institucional): por favor envíen un mensaje a lactransinter@iglhrc.org, cc: asarda@iglhrc.org; cc: lsb@highway.com.py HASTA EL DÍA MARTES 4 DE OCTUBRE. La carta con todas sus adhesiones circulará el 5 de octubre por vía electrónica. También se distribuirá, impresa, en el Encuentro.

Lohana Berkins
Tel 15-5813-1794

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: