//
you're reading...
Uncategorized

Todos somos animales

Córdoba, 29 de abril de 2005.-

Todos somos animales

La especie humana en la actualidad posee el conocimiento y los medios necesarios para cesar o disminuir considerablemente la explotación que viene ejerciendo voluntaria e involuntariamente sobre la naturaleza en general y sobre los propios miembros de su especie en particular.

Así como ocurre con la defensa de los derechos de las mujeres, la libertad sexual, el racismo… muchas personas piensan que la defensa de los animales o la protección del medio ambiente constituyen temas secundarios, digamos, temas de menor importancia a las noticias de fútbol, espectáculo, policiales, económicas o políticas.

Otras personas están convencidas de que los animales y la naturaleza en general están para servir a la especie humana.

Están aquellos que utilizan algunos animales como divertidas y graciosas mascotas por un rato y luego ante la mínima molestia se desasen de ellos rápidamente.

Están aquellos desdichados que se dedican a eliminar animales por “higiene”, por deporte, por gusto, diversión, desconocimiento o simplemente por daño.

y aquellos que piensan que el maltrato de los animales es producto de la industrialización y las necesidades inherentes al desarrollo del capitalismo y dejan la defensa de estos derechos para un futuro, cuando triunfe la utopía, cuando la idea de una sociedad mas justa y solidaria sea realidad en el poder.

Supongamos

Que una especie “superior” a la nuestra nos sojuzgara, nos utilizara para cometer experimentos científicos con nuestros niños, extirpándoles el páncreas o la glándula tiroides o les inyectara células cancerosas para ver qué pasa; o nos comiera.

¿Qué diríamos, quien haría caso de nuestros gritos y aullidos, del horror que sufrirían nuestros congéneres?

Esto es exactamente lo que pasa con la mayoría de los animales en nuestro planeta. Millones de indefensos animales sufren y mueren cada semana en hospitales, centros de investigación y mataderos de todo el mundo y en nuestro país.

Diversas especies son cazadas, envenenadas, infectadas, contagiadas de cáncer y sometidas a cirugía experimental, o torturadas, mutiladas y quemadas para finalmente ser servidas en nuestras mesas.

En el amanecer del siglo XXI, animales esclavizados, enjaulados, indefensos e inocentes son atormentados hasta la muerte, lo que revela que el famoso progreso humano –que algunos científicos escribían con mayúscula- nada tiene que ver con los valores mas nobles que el espíritu humano y una sociedad más justa y solidaria pueden construir.

Comunicador@s Solidari@s

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: